Anécdotas cagadas de la vida Num. 2

Hace unos cuantos días, Me subí al metro, como comúnmente hago, para ir a mi casa, en una de esas mientras me aburría feliz de la vida, que llega un chavo (mas o menos como de mi edad) con una guitarra y un pandero. Dice : “esta es una canción escrita por mí, espero que les guste” Entonces pone el pandero en el piso, posa su pié encima y empieza a tocar la guitarra a la vez que emite percusiones con su pandero en el piso, y empieza a cantar, mientras su canción progresaba, me percaté de que se oía muy emo (emo=los mismos tonos nada innovadores que has escuchado unas 1000 veces en distintas canciones y ya estás harto de oírlos) pero después me puse a razonar “weeey el chavo le hecha un buen de ganas, es decir… canta, toca la guitarra y toca el pandero al mismo tiempo…. eso de alguna manera debe significar que le hecha ganas… y el que le hechen ganas a lo que hacen sea algo que me guste o no, es algo que admiro bastante. “Creo que se merece una moneda”, empiezo a urgar mi bolsillo y… “oh demonios” no cargaba con moneda alguna, pero “momento” había algo que tenía ahí, que podría serle de ayuda al chavo. El chavo acaba de tocar la guitarra, recoje sus cosas y se va en dirección contraria a la mía, por un momento creí que se iva a salir por el otro extremo del vagón, pero por suerte regresa para cobrar el impuesto voluntario por escuchar su música. Le digo: “Compa, te iva a dar una moneda, pero no traigo ni una, pero te quiero dar algo… así que toma, te doy esto, espero que te sirva” el chavo lo recive y de inmediato se dibuja caricaturezcamente una gran sonrisa en su cara, “jajaja aahh gracias, sí si me servirá, para los fines de semana no? jaja”
El chavo se va con esa misma sonrisa y con buena vibra recive los pagos de la demás gente. Le dí un condón.

Acerca de donjano

Muchas cosas me valen madre, al final del camino lo mejor que puedes hacer es haberle sacado el máximo provecho a tu vida y haber vivido sin limitarte, Call me hedonist, pero es la pura verdad. un día me desmayé y durante ese tiempo no hubo nada... nada... me deconecté de la realidad literalmente, y si me lo preguntan, eso es lo que queda al morir, por eso hay que disfrutar lo mas que puedas de esta hermosa vida
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Anécdotas cagadas de la vida Num. 2

  1. Bicho dijo:

    Jajaja, yo esperaba que el regalo fuese una uña para la guitarra

    Pero bueno, un condón nunca está demás

    Otro saludo!!

  2. donjano dijo:

    jajaja claro que no lo esta saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s