Reseña de marcelino Pan y vino

Marcelino Pan y Vino tiene dos puntos fuertes en su contra, el primero es que es un remake…. ahora… si fuera un buen remake o aportara algo nuevo a la historia, sería genial pero no lo hace, no agrega nada nuevo a la vieja película en blanco y negro y al final termina como solo un fallido intento por lograr recapitular lo que la vieja película legendaria en el cine mexicano logró, las partes tiernas película son mucho menos emotivas que las de la original no se nota el empeño en lograr dejar un mensaje verdadero, simplemente están puestas ahí como a la de awebo, y amenudo pareciera que quieren acabar cuanto antes con la escena emotiva, sin darle a sí su tiempo necesario para compenetrarnos con la historia (por ejemplo la escena en la que el cristo le da las gracias por dejarle el pan y el vino; En la antigua película te cagas en los pantalones cuando sucede eso, supieron crear la tensión adecuada, en esta nisiquiera esa escena causa mucha tensión, sucede casi casi como algo normal y banal que hubiera ocurrido, y la película continúa como si nada, como si nisiquiera se hubieran esforzado en hacer que nos cagaramos un poco los pantalones al oír a Cristo hablar). Son escenas que apenas y cumplen por poco con su cometido.
El niño que hace el papel de marcelino igual me pareció que apenas está ahí como para parecer un marcelino “cumplidor”, además de que… no sé, se me hizo muy pequeño el niño, parece casi un bebé, y no es ni la mitad de carismático que el niño de antaño, el parecido físico es casi lo unico en común.
La adaptación del tiempo de la Revolución sería bastante buena, si no fuera por que en sí toda la película mantiene el mismo feeling de las telenovelas de nuestra genial televisora Televisa, con actuaciones “graciosillas” y atmósfera relajadilla….. alejandonos de la realidad, (o de algún enfoque tansiquiera ya no real, pero almenos original) y dándonos pan con lo mismo.
La película nos deja algunos mensajes “bonitos” y que enterneceran a la abuela o a la tía al mostrar la inocencia de Marcelino, no descarto que han de haber sido mensajes memorables en las epocas d enuestras abuelas, pero lo cierto es que parte de lo malo de que marcelino sea un remake de una época tan antaña es que dichos mensajes han pasado a volverse un tanto clichés en la actualidad.
Pero aunque hay escenas no tan bien ejecutadas como en la antigüedad. La película aún llega a conservar y transmitir alguno que otro sentimiento poderoso, como cuando le explican a Marcelino que la gente al morir es como si abandonara su cascarón, el mensaje funciona en Marcelino y el niño toma con absoluta normalidad la partida de este mundo al basar sus creencias bajo dicho esquema, te parte la madre ver como llega y a hablar con un moribundo y despues actúa como si no pasara nada.
En conclusión Marcelino Pan y Vino fue una película palomera pa´ la familia Mexicana, cumple con muchos puntos clave de la anterior y aunque no es tan poderosa como aquella, podría decirse que la renueva con “satisfacción” eso sí… no puedo dejar ir esta reseña sin expresar mi disgusto por el que se hagan estas películas… es decir… OK tienes los derechos, el dinero, y el equipo para hacer un remake de un clásico Mexicano, ¿No sería sensato si cuando menos te preocuparás por hacer algo de calidad? es decir… no lo sé… trabajas en el cine porque te gusta lo que haces, y si tienes un clásico en tus manos… y tienes ya un público asegurado que irá a ver tu película… aunque lo que hagas no sea mas que un proyecto medio prostituido para sacar dinero fácil… ¿no te esforzarías almenos para entregar algo en lo que pongas todo tu empeño para que sea una película de calidad? ¿y para pues… tener almenos algo de que acordarte y decir “SI, fue una película que hice por puro mérito comercial, pero me esforzé e hice una reedición sino majestuosa cuandomenos decente”? ¿Es decir, tener siquiera el orgullo de haber hecho algo mas y de haberlo entregado todo en vez de hacer algo 100% conformista y manufacturado comercialmente? No se que suceda con esos tipos, pareciera que han perdido el sentido de lo que en verdad era hacer cine en un principio comunicar sentimientos provocar sensaciones profundas, pareciera que deberas se han olvidado de todo. Han dejado de ser artistas y se han convertido en obreros, obreros de un trabajo que pudiera ser muy entretenido pero ellos mismos se lo hacen aburrido y tedioso…

Escrito por: Alejandro Iván Laguna

About these ads

Acerca de donjano

Muchas cosas me valen madre, al final del camino lo mejor que puedes hacer es haberle sacado el máximo provecho a tu vida y haber vivido sin limitarte, Call me hedonist, pero es la pura verdad. un día me desmayé y durante ese tiempo no hubo nada... nada... me deconecté de la realidad literalmente, y si me lo preguntan, eso es lo que queda al morir, por eso hay que disfrutar lo mas que puedas de esta hermosa vida
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Reseña de marcelino Pan y vino

  1. Anónimo dijo:

    como detesto a los mexicanos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s